Los rendimientos crecientes

traduction castillane de art229, rub5, rub60, rub85La existencia de rendimientos crecientes es uno de los términos de la ruptura paradigmática llegada de las Nuevas Tecnologías de la Información y de la Comunicación (NTIC), que participan de la afirmación de una «Nueva Economía».
Los Rendimientos Crecientes de Adopción: la imitación-difusión como fuente del valor. El concepto de Rendimientos Crecientes de Adopción (RCA) fue forjado por Brian Arthur (1989)(1) como soporte de su tesis: Una tecnología no se elige porque es la mejor, sino que deviene la mejor porque se elige. La argumentación es la siguiente: por el efecto conjugado de las economías de escala (reducción del coste unitario en función del volumen de producción), del aprendizaje por la práctica (mejora de las cualidades por la experiencia) y de las externalidades de red (cuanto más importante es el nombre de los usuarios de una NTIC, mayor es la utilidad de la herramienta para cada uno de ellos), se llega al resultado según el cual, a mayor adopción de un producto tecnológico (mayor difusión) más bajan sus costes de producción, y su utilidad aumenta, y ello de modo más que proporcional. Los rendimientos de adopción son entonces llamados «crecientes». Una consecuencia económica mayor es que la eficiencia económica, del lado de los mecanismos de mercado, no está ya necesariamente asegurada: una tecnología «sub-óptima» puede imponerse. No obstante, esta argumentación constituye una visión estrictamente técnica y «economicista» (focalizada en los precios y en los costes) de las rupturas y mutaciones que ella aborda. Las NTIC participan de cambios bastante más profundos, que tocan a la socialización de los procesos de innovación, es decir, de los procesos de innovación en general, en los que la figura del usuario como innovador emerge de manera notable.
Crítica y superación de los RCA. El análisis de Arthur, a pesar de los avances que trae consigo, no puede llegar mucho más lejos, puesto que permanece cerrado en la dicotomía producción/consumo, oferta/demanda, en una visión todavía pasiva del acto de consumo como acto de destrucción. Esta limitación se expresa poderosamente en la aproximación empobrecedora tanto del concepto de aprendizaje como del de externalidades. Concerniente al proceso de aprendizaje, y siguiendo la definición de Arrow (1962), aprender es, si no pasivo, cuando menos «autómata»: cuanto más practique el individuo el acto productivo particular que le es confiado, más mejorará su producción.
Estamos muy cerca de las economías simples de repetitividad ligadas a la división del trabajo, ejercidas por Smith en su «fábrica de agujas». Respecto a la externalidades, Arthur no ve en ellas más que la parte que aparece: el usuario no es más que un comprador del producto, un consumidor pasivo que, cuando compra una herramienta dada de comunicación, se revela automáticamente el aumento de la utilidad del objeto, inalterado, para todos.
La utilización es creativa: los rendimientos crecientes de usos innovadores. La adopción no es una simple compra. La adopción transforma tanto al adoptador como al objeto adoptado. La adopción es modificadora, puesto que es producción creativa de usos modificadores. El objeto técnico innovador, sea o no NTIC, se transforma y, con frecuencia, de manera crucial, a través de su difusión, de sus adopciones, de sus usos activos. La adopción, la utilización, no es consumo: es producción y, principalmente, producción de usos innovadores
Así, los rendimientos crecientes ligados a la adopción son, antes que nada, la única combinatoria explosiva de las conexiones comunicacionales posibles en el seno de una red técnica formal hecha de arcos y puntos. Plagiamos el Wired(2) para recordar que «la red es la gente que la surfea», los individuos y comunidades que la practican, que la animan, que la constituyen, y no tubos interconectados, ni tampoco el contenido informacional vehiculado. La red es ante todo red humana, y no puede existir sino a través y por los légamos de vida que se cristalizan en los artefactos técnicos, del lado de la práctica de las multitudes de usuarios, productores tanto de sentido como de vida, e incluso de artefactos técnicos. Así, uno de los tiempos cruciales de este proceso «legamoso» de innovación por la utilización es la incorporación, en el objeto técnico en construción, de usos innovadores desarrollados a su alrededor por usuarios activos.
A la manera de como cooperan las comunidades de internautas-informáticos en la producción de software libre, cada adhesión suplementaria a la red de un «miembro» usuario-coproductor no solamente aumenta la utilidad del software utilizado por todos los miembros de la comunidad, según el proceso «clásico» de RCA, sino, sobre todo, a través del uso modificador el propio objeto técnico mejora de forma creciente y acumulativa, en beneficio de todos. Las «externalidades de red» son, así, de una doble naturaleza: un efecto induce lo «cuantitativo», lo pasivo, objeto técnico igual, y un efecto induce lo «cualitativo», de innovación, ligada a la socialización.
Al no ser la utilización consumo destructivo, sino producción innovadora; al comprometerse más individuos en un proceso de adhesión/adopción, más crece la utilidad del bien en cuestión, y ello de manera más que proporcional. Los rendimientos de uso innovadores son -radicalmente- crecientes. Las externalidades de redes, lejos de ser simple estática combinatoria, son expresión de las capacidades de innovación del trabajo cooperativo voluntario, articulado en el seno de redes de usuario/productor, en fuerte interacción social. Son expresiones de la creatividad social, en el campo tecnológico.

________________________

1. Arthur B. (1989) Competing technologies, increasing retums and lock-in by historical events, Economic Journal, vol. 99, nº 3, pp 116-131
2. Wired (www.wired.com), mensual creado por N. Negroponte, responsable del MediaLab en el Massachusets Institute of Technology (M.I.T.), es, probablemente, la revista norteamericana de la ruptura de los NTIC, al asociar cultura underground e integración institucional.

Jollivet Pascal

Economiste, professeur associé à l'Université de Technologie de Compiègne, chercheur à Costech (UTC) et Matisse-Crifes (Paris 1), il travaille sur l'économie des NTIC. Il a récemment publié " Les NTIC et l'affirmation du travail coopératif réticulaire ", in Vers Un Capitalisme Cognitif, ouvrage collectif ( C. Azaïs et al. ed.) , L'Harmattan., 2001 Sa thèse a porté sur " La rupture paradigmatique des NTIC et l'émergence de la figure de l'utilisateur comme innovateur ", Université Paris 1 2001. Membre du comité de rédaction transnational de Multitudes.